1949-1967 EL PRIMER MOTOR QUE NACE EN ZAFRA

Desarrollo de motores refrigerados por agua modelos A, B, C, D, DM, E, EM en Zafra.En 1.958 llega a un acuerdo con la firma alemana Güldner Motoren Werke, para fabricar con licencia, motores monocilíndricos (tipos LK, LKA, LC y LCA). Estos motores se fabricarían hasta el año 1.968, excepto el motor LKA (utilizado por AUSA) que se fabricó hasta el año 1.977

 

Los años 40 pusieron de manifiesto la magnitud empresarial de la familia DITER, y es que por esta época la fabricación de motores refrigerados por agua dejaba constancia de la importancia de la empresa en el desarrollo de la industria local.

El punto de inflexión llegaría en el año 1949. Sesenta y seis años después de la fundación de la empresa se consiguió obtener la primera patente de un motor DITER y nacía de esta forma la primera gama de motores monocilíndricos fabricados en España. Pronto comenzaron  a comercializarse por todo el territorio nacional adquiriendo una fama que aun a día de hoy mantienen.

Tal aceptación tuvieron los motores que en no mucho tiempo, la Díaz de Terán consiguió hacerse eco en el mercado de aplicaciones electrógenas entre otros sectores. Los años siguientes fueron de éxito rotundo para el nuevo motor que había tenido su cuna en una tierra sin tierra, una de las zonas con menos recursos industriales de todo el país, y una tierra para la que este evento suponía un hito histórico, pues acabaría influyendo positivamente en la economía y demografía comarcal.

La llegada del fenómeno de la industrialización obligó a mantener la versatilidad y obligó a modernizar la tecnología para no morir.

En un primer momento los Díaz de Terán buscaron refugio en el seno de la ingeniería española, pero la evolución técnica de la que disponían en aquel momento concreto no les convencía, de tal manera que contactaron con empresas extranjeras con mayor experiencia en tecnología de motor.

Fue así como la factoría consiguió acuerdos y obtuvo la primera licencia de fabricación con Güldner, una firma alemana dedicada a la fabricación de motores diesel. Juntas desarrollaron motores que les permitieron sobrevivir al a las exigencias de la nueva situación industrial. Los motores LK y LC son dos de los ejemplos de motores que pusieron en marcha y que tuvieron mucho éxito en el mercado dadas sus características de resistencia y fiabilidad.

Mientras tanto la factoría contaba con un Departamento de Desarrollo que analizaba las diferentes marcas de motor y se encargaba de tomar lo mejor de cada una de ellas con el fin de llegar al diseño de uno propio que contase con las mejores características del momento y así poder competir en el sector. Motores de las marcas extranjeras DEUTZ, GÜLDNER y YANMAR, fueron minuciosamente estudiados

Por aquellos entonces la empresa ocupaba el primer puesto de la región, contaba con una plantilla de un millar de personas, proporcionaba  empleo a varias empresas pertenecientes al sector servicios y a un número considerable de talleres auxiliares. DITER contribuyó de esta manera a que la población de Zafra aumentase considerablemente.

A todo esto hay que sumar el despegue económico de los años sesenta unido a los planes propagandísticos del régimen que situaron a DITER en una posición de mercado con gran prestigio de marca y que llevó a la empresa a establecer nuevas relaciones que le garantizase estancia en el mercado.